LA GRAN BANCA HA COBRADO EN COMISIONES 9.435 MILLONES DE EUROS DURANTE 2019, UN 0,8% MÁS QUE EN 2018

Notas de prensa | 4/ 03/ 2020

El informe anual de 2019 y perspectivas de 2020 de Banca, elaborado por la consultora NEOVANTAS y que refleja únicamente la actividad bancaria española, desvela que la gran banca ha cobrado en comisiones 9.435 millones de euros en España, lo que supone un aumento interanual (i.a.) del 0,8%, con respecto 2018. En este sentido, esta partida, en líneas generales, no ha sido capaz de mantener los buenos resultados de años anteriores de las seis primeras entidades bancarias.

Por cuarto trimestre consecutivo, los resultados de la gran banca vuelven a ser inferiores respecto a 2018 presentando una contracción del Beneficio Neto agregado de un -10,2% interanual, donde destacan CaixaBank Esp. (-38,5% i.a.) y Bankia (-23,0% i.a.).  Además, las cotizaciones siguen a la baja (-6% promedio, 2018 vs. 2019) por no tener un modelo de negocio a medio/largo plazo creíble para el mercado.

De este análisis cabe resaltar que los Ingresos recurrentes de las entidades bancarias (Margen de intereses + Comisiones netas), es decir, los ingresos puramente bancarios, han crecido a nivel agregado y en este cuarto trimestre han cambiado la sintonía registrada en los pasados trimestres del año pasando a crecer un 0,1% interanual (i.a.). Este dato, pone de manifiesto la relevancia que está teniendo la evolución por ingresos de comisiones, ya que el entorno actual no parece que haya cambiado: tipos de interés al 0%, ausencia de inflación, reducción de la actividad hipotecaria y, sobre todo, la desaceleración de la economía. De esta forma, mientras la banca española sigue definiendo los nuevos pilares estratégicos que sostengan su modelo de negocio, son varias las entidades que empiezan a cambiar sus políticas de comisiones incluyendo nuevos condicionantes para incrementar sus ingresos y/o para fomentar la venta cruzada de productos. Igualmente, la pérdida de fuerza de la partida de los ingresos por márgenes de intereses por cuarto trimestre consecutivo, sigue haciendo evidente que las políticas puestas en marcha en este capítulo no son suficientes para seguir produciendo ingresos que ayuden a mejorar la cuenta de resultados de los principales bancos nacionales. Por entidades, destacan, un trimestre más, negativamente Santander Esp. con una reducción del 4,7% i.a. y Bankia con un 0,3% i.a. En el lado positivo, entidades como Bankinter y CaixaBank sí han visto sus ingresos recurrentes aumentar con contundencia, 8,2% y 2,7% respectivamente.

Detallando más en profundidad la partida de Comisiones netas, cabe mencionar cómo solo Santander Esp. ha visto descender sus ingresos por comisiones (5.5% i.a.) en términos interanuales. Por otra parte, las cinco entidades restantes vieron incrementar sus ingresos por comisiones, destacando Bankinter y Sabadell, por el aumento en la comercialización de productos fuera de balance, como los seguros y los fondos de inversión. Con todo, la gran banca ha cobrado 9.435 millones de euros en comisiones, siendo un 0,8% i.a. más que el mismo periodo de 2018.

PERSPECTIVAS 2020

La competencia, que será creciente, y la prolongación de los bajos tipos (por la desaceleración económica y el coronavirus), hacen que las entidades españolas tengan que seguir avanzando en las siguientes palancas:

  • Costes: Seguir conteniéndolos vía reducción de oficinas y aceleración de la transformación digital.
  • Ingresos: Continuar buscando nuevas fórmulas de ingresos recurrentes (mayor foco en productos de consumo y otros como seguros y fondos; y/o servicios adicionales: asesoramiento especializado) y apostar por los esquemas de distribución más demandados por los clientes para incrementar su vinculación (gestión remota/banca móvil).

Además, las entidades deberán tener en el radar el efecto “globalización”:

  • Globalización: Lo que estamos viviendo con el coronavirus nos hace pensar que “viruses” en banca como los nuevos players entrantes (Revolut, N26, Orange Bank, …) haya que tomarlos en serio porque se pueden hacer virales y captar clientes mucho más rápido de lo que pensábamos. Por esto, es fundamental para la banca tradicional explotar la información que tienen disponible (incluyendo sobre todo la desestructurada + CRM) para extraer la máxima inteligencia, y, sabiéndola distribuir, sea capaz de identificar multitud de oportunidades (modelos de negocios, productos, etc.). Estas deberán ser capitalizadas por las entidades intentando además replicar, si pueden, los modelos de esta nueva competencia para poder ofrecerlos a sus bases de clientes y así retenerlos.

Por lo que respecta a las previsiones de mercado, la desaceleración de la economía se alarga en el tiempo y entre los principales factores de riesgo se encuentran la situación geopolítica, la reducida rentabilidad bancaria y el endeudamiento. Por otra parte, se acaba de conocer la sentencia del TJUE, que ha validado el IRPH pero deja abierta la posibilidad de reclamar si el cliente se ha considerado perjudicado; no obstante, el mercado la valora favorablemente para los bancos, subiendo CaixaBank un 6,6% y Bankia un 4% en estas primeras horas. Esto ha llevado a corregir a la baja la previsión de crecimiento del PIB español para 2020 y 2021 al 1,7% y 1,6% respectivamente. Por otro lado, la tasa de paro se prevé que siga su reducción prolongada hasta situarse en el 13,2% a finales de 2020.

En la Zona Euro, el crecimiento en este cuarto trimestre ha sido el peor desde 2013 principalmente por el comportamiento de Alemania, Francia e Italia (caídas en la producción de Alemania, huelgas masivas en Francia y el hundimiento industrial en Italia). Además, el efecto del coronavirus ha provocado el declive en las bolsas a nivel mundial. Esto apunta a un crecimiento interanual en Europa para 2020 del 0,6%.

Ver informe completo

Comments are closed.